Bandera republicana

La bandera republicana o bandera de la Segunda República Española, conocida en español como la tricolor, fue la bandera oficial de España entre 1931 y 1939 y la bandera del gobierno republicano español en el exilio hasta 1977.

Su uso actual en España está asociado al movimiento republicano moderno, a diferentes sindicatos y a diversos movimientos políticos de izquierda.

Colores de la Bandera republicana

Hay 3 colores en esta bandera. Son el naranja sangre (#DA0914), el amarillo pantone (#FCDE03) y el morado español (#630356).

La Segunda República Española derrocó a la monarquía y adoptó una nueva bandera el 27 de abril de 1931. La tricolor horizontal tenía franjas de igual tamaño de color rojo, amarillo y murrey (un color rojizo-púrpura). El escudo de la Segunda República Española se colocó en el centro.

La Segunda República Española

La Segunda República Española es el término con el que se denomina al periodo del régimen político que gobernó España desde el 14 de abril de 1931, fecha en la que se proclamó la República, hasta el 1 de abril de 1939, fecha de la victoria definitiva de Francisco Franco y del fin de la guerra civil.

Los primeros años de la República (1931-1936)

14 de abril de 1931, proclamación de la Segunda República Española en Barcelona

Gran Cruz de la Orden del Mérito de la República Española coronada por la corona mural

En 1931, tras la proclamación de la Segunda República Española, las fuerzas armadas del Reino de España se convirtieron en las Fuerzas Armadas Republicanas Españolas. El comentario casual del almirante Aznar: «¿Os parece poco lo que pasó ayer, que España se acostó como monarquía y se levantó como república?» se hizo famoso al instante, recorriendo rápidamente Madrid y toda España, haciendo que la gente aceptara el hecho y creando un ambiente más relajado.

Tema relacionado:  Bandera de España

Los republicanos dentro de las Fuerzas Armadas españolas eran entonces una minoría, pero también lo eran los reaccionarios pro-monárquicos; la mayoría dentro de los militares eran al principio indiferentes.

Lo que empezó a enemistar a los militares españoles con el nuevo gobierno fueron las reformas de las Fuerzas Armadas introducidas por el recién nombrado Ministro de Guerra republicano Manuel Azaña en los primeros meses del nuevo gobierno. Los oficiales de las Fuerzas Armadas estaban resentidos por el hecho de que un hombre sin formación militar hubiera sido nombrado para dirigir el Ministerio de la Guerra.

⭐ No te olvides de visitar las siguientes categorías ⭐
Significados de Alimentos
Significados de Alimentos
Significados de Anatomía
Significados de Anatomía
Significados de Anglicismos
Significados de Anglicismos
Significados de Animales
Significados de Animales
Significados de Banderas
Significados de Banderas
Significados de Ciencias
Significados de Ciencias
Significados de Deportes
Significados de Deportes
Significados de Enfermedades
Significados de Enfermedades
Significados de Festividades
Significados de Festividades
Significados de Generales
Significados de Generales
Significados de Gramática
Significados de Gramática
Significados de Historia
Significados de Historia
Significados de Literatura
Significados de Literatura
Significados de Marcas
Significados de Marcas
Significados de Marketing
Significados de Marketing
Significados de Matemáticas
Significados de Matemáticas
Significados de Videojuegos
Significados de Videojuegos

Más tarde, en octubre del mismo año, Azaña se convirtió en Primer Ministro y continuó con la reforma del hinchado y anticuado ejército que había heredado la República. Esto se consideró un paso necesario con el objetivo de modernizar las Fuerzas Armadas españolas y recortar los gastos del Estado tras la Gran Depresión. Para llevar a cabo sus reformas, el Gobierno republicano promovió a altos cargos a militares que percibía como leales.

En consecuencia, tendió a mostrar favoritismo hacia las ramas de las Fuerzas Armadas más proclives a sus reformas, el Ejército del Aire y, en menor medida, la Armada. [Oficiales como Gonzalo Queipo de Llano y Ramón Franco, con antecedentes en las sublevaciones pro-republicanas de Jaca y Cuatro Vientos-Getafe durante la monarquía, ascendieron a altos cargos para los que no eran los más competentes.

Tema relacionado:  Bandera de Estados Unidos

De la misma manera, los oficiales de la Armada republicana española que mostraban fervor pro-republicano fueron recompensados con cargos políticos.

El 10 de agosto de 1932, un general pro-monárquico, José Sanjurjo, organizó una rebelión en Sevilla contra el Gobierno republicano. Encabezaba un grupo de oficiales opuestos a las reformas militares, así como a la política de concesión de autonomía a Cataluña y el País Vasco, que consideraban una «afrenta a la unidad de España». La rebelión fracasó y se conoció popularmente como La Sanjurjada.

El general Sanjurjo fue posteriormente detenido y sometido a un consejo de guerra. Inicialmente fue condenado a muerte, pero su sentencia fue posteriormente conmutada por cadena perpetua en el Dueso. En marzo de 1934 Sanjurjo fue amnistiado por el gobierno de Lerroux y se exilió en Estoril, Portugal.

En julio de 1936, cinco años después de la proclamación de la república, una sección del Ejército Republicano Español en el Marruecos español se rebeló bajo las órdenes del general Franco.

Aunque tuvo un éxito relativamente mayor que la Sanjurjada de 1932, esta rebelión sólo consiguió fraccionar España, ya que aproximadamente la mitad del territorio seguía siendo fiel a la República.

En lugar de rendirse o pedir un compromiso, Franco siguió adelante y comenzó una sangrienta guerra de desgaste, la Guerra Civil española.

Durante la Guerra Civil, la parte del ejército leal al gobierno republicano español tendría que luchar contra la fracción mejor equipada del ejército sublevado y sus poderosos partidarios del Tercer Reich y los fascistas italianos.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Significado.Online