Yin Yang (Yin-yang)

Qué significa el yin yang
Contenidos
  1. Qué significa el yin yang (Yin-yang)
  2. Orígenes de los términos yin y yang
    1. Una dualidad sutil y cósmica
  3. El símbolo del yin y el yang
    1. Origen del símbolo
  4. Principios fundamentales del yin yang
    1. Ni el yin ni el yang pueden ser totalmente dominantes
    2. Un equilibrio equitativo crea armonía
    3. El yin y el yang nunca son estáticos
    4. Los factores externos pueden alterar el equilibrio
  5. ¿Cómo se utilizan los principios del yin y el yang?
    1. Artes marciales
    2. Feng Shui
    3. Medicina tradicional china
    4. Confucianismo
    5. I Ching

El yin yang es un concepto de dualismo que describe cómo fuerzas aparentemente opuestas o contrarias pueden ser en realidad complementarias, interconectadas e interdependientes en el mundo natural, y cómo pueden energizarse mutuamente al interrelacionarse entre sí. Estas fuerzas forman un sistema dinámico que es mejor juntos que las partes.

Qué significa el yin yang (Yin-yang)

El yin yang (yin-yang) es uno de los conceptos dominantes que comparten las diferentes escuelas a lo largo de la historia de la filosofía china. Al igual que ocurre con muchas otras nociones filosóficas chinas, las influencias del yin yang son fáciles de observar, pero sus significados conceptuales son difíciles de definir.

A pesar de las diferencias en la interpretación, la aplicación y la apropiación del yin yang, hay tres temas básicos que subyacen a casi todos los despliegues del concepto en la filosofía china: el yin yang como el tejido coherente de la naturaleza y la mente, que se exhibe en toda la existencia, el yin yang como jiao (interacción) entre el aumento y la disminución de los reinos cósmico y humano, y el yin yang como un proceso de armonización que garantiza un equilibrio constante y dinámico de todas las cosas.

Como afirma Zhuangzi (Chuang-tzu), "El yin en su forma más elevada es la congelación, mientras que el yang en su forma más elevada es la ebullición. La frialdad viene del cielo mientras que la calidez viene de la tierra. La interacción de estos dos establece he (armonía), por lo que da origen a las cosas.

Tal vez ésta sea la ley de todo, pero no se ve ninguna forma" (Zhuangzi, capítulo 21). En ninguna de estas concepciones del yin yang hay una jerarquía valorativa, como si el yin pudiera abstraerse del yang (o viceversa), considerarse superior o considerarse metafísicamente separado y distinto.

En cambio, el yin yang es el emblema de la igualdad valorativa enraizada en la estructura unificada, dinámica y armonizada del cosmos. Como tal, ha servido como mecanismo heurístico para formular una visión coherente del mundo a lo largo de la historia intelectual y religiosa china.

Orígenes de los términos yin y yang

Los primeros caracteres chinos para el yin y el yang se encuentran en inscripciones realizadas en "huesos de oráculo" (restos óseos de varios animales utilizados en las antiguas prácticas adivinatorias chinas al menos desde el siglo XIV a.C.).

En estas inscripciones, el yin y el yang son simplemente descripciones de fenómenos naturales como las condiciones meteorológicas, especialmente el movimiento del sol. Hay luz solar durante el día (yang) y falta de luz solar por la noche (yin).

Según el primer diccionario completo de caracteres chinos (hacia el año 100 de la era cristiana), el Shuowen jiezi de Xu Shen (Explicación de los gráficos de un solo componente y análisis de los caracteres compuestos), el yin se refiere a "una puerta cerrada, la oscuridad y la orilla sur de un río y el lado norte de una montaña".

El yang se refiere a "la altura, la luminosidad y la cara sur de una montaña". Estos significados del yin y el yang se originaron en la experiencia de la vida cotidiana de los primeros chinos. Los campesinos dependían de la luz del sol para la iluminación y sus rutinas de vida diarias. Cuando salía el sol, iban al campo a trabajar; cuando se ponía, volvían a casa a descansar.

Este patrón diario basado en el sol evidentemente llevó a una afirmación conceptual: el yang es el movimiento (dong) y el yin es el descanso (jing). En sus primeros usos, el yin y el yang existían de forma independiente y no estaban conectados.

El primer registro escrito del uso conjunto de estos dos caracteres aparece en un verso del Shijing (Libro de los Cantos): "Viendo el paisaje en una colina, buscando el yinyang". Esto indica que el yang es el lado soleado y el yin es el lado sombreado de la colina. Este efecto del sol existe al mismo tiempo sobre la colina.

Una dualidad sutil y cósmica

Los elementos yin y yang se presentan en parejas -como la luna y el sol, lo femenino y lo masculino, lo oscuro y lo brillante, lo frío y lo caliente, lo pasivo y lo activo, etc.-, pero hay que tener en cuenta que yin y yang no son términos estáticos o mutuamente excluyentes.

Aunque el mundo está compuesto por muchas fuerzas diferentes, a veces opuestas, éstas pueden coexistir e incluso complementarse. A veces, las fuerzas opuestas en la naturaleza incluso dependen unas de otras para existir.

Símbolo Z en los tanques rusos

La naturaleza del yin yang reside en el intercambio y la interacción de los dos componentes. La alternancia del día y la noche es un ejemplo de ello: no puede haber sombra sin luz.

El equilibrio entre el yin y el yang es importante. Si el yin es más fuerte, el yang será más débil, y viceversa. El yin y el yang pueden intercambiarse en determinadas condiciones, de modo que no suelen ser yin y yang solos.

En otras palabras, los elementos yin pueden contener ciertas partes de yang, y el yang puede tener algunos componentes de yin. Este equilibrio del yin y el yang se percibe en todo.

El símbolo del yin y el yang

El símbolo del yin yang (también conocido como símbolo del Tai Chi) consiste en un círculo dividido en dos mitades por una línea curva. Una de las mitades del círculo es de color negro, que suele representar el lado yin; la otra es de color blanco, para el lado yang. Un punto de cada color se sitúa cerca del centro de la mitad del otro.

Las dos mitades se entrelazan así a través de una curva en forma de espiral que divide el conjunto en semicírculos, y los pequeños puntos representan la idea de que ambos lados llevan la semilla del otro.

El punto blanco en la zona negra y el punto negro en la zona blanca connotan la coexistencia y la unidad de los opuestos para formar un todo. La línea curva significa que no hay separaciones absolutas entre los dos opuestos. El símbolo del yin yang, por tanto, encarna ambos lados: la dualidad, la paradoja, la unidad en la diversidad, el cambio y la armonía.

El símbolo del yin y el yang
El símbolo del yin y el yang

Origen del símbolo

El origen del símbolo del yin yang se encuentra en el antiguo sistema chino de cronometraje que utilizaba un poste para medir las longitudes cambiantes de las sombras a lo largo del año solar; se inventó en China al menos en el año 600 a.C.

De hecho, algunos han sugerido que el símbolo yin yang se aproxima mucho a una representación gráfica del cambio diario de la longitud de la sombra de un poste durante el año El yang comienza en el solsticio de invierno e indica el inicio del periodo en el que la luz del día domina sobre la oscuridad y, por tanto, se asocia con el sol. El yin comienza en el solsticio de verano y representa el dominio de la oscuridad sobre la luz del día y se asocia con la luna.

El yin yang también representa la observación de la sombra de la tierra sobre la luna y el registro de la posición de la constelación de la Osa Mayor a lo largo del año.

Estas observaciones conforman los cuatro puntos de la brújula: el sol sale por el este y se pone por el oeste, la dirección de la sombra más corta que se mide es el sur y, por la noche, la estrella polar apunta al norte.

Así, el yin y el yang están fundamentalmente relacionados con el ciclo anual de la tierra alrededor del sol y las cuatro estaciones resultantes.

Principios fundamentales del yin yang

¿Cuál es el verdadero significado del yin y el yang? El símbolo del yin y el yang representa una serie de principios diferentes, cada uno de los cuales es importante en el taoísmo y detrás de él. A continuación explicamos cinco de los más importantes.

Juntos, el yin y el yang forman un todo

El yin y el yang representan fuerzas opuestas que, cuando se unen, representan todo en el mundo natural. Juntos representan las diferentes facetas del mundo y la forma en que deben estar cuidadosamente equilibradas para estar completas.

Orientalismo

Ni el yin ni el yang pueden ser totalmente dominantes

Uno no puede existir sin el otro, del mismo modo que el movimiento no puede existir sin el descanso o la sombra no puede existir sin el sol. Tanto el yin como el yang tienen que estar siempre presentes, y uno no es superior al otro.

Un equilibrio equitativo crea armonía

El escenario ideal es que el yin y el yang estén perfectamente equilibrados y que cada uno tenga una parte igual del todo. Cuando esto sucede, hay armonía e igualdad en el mundo.

El yin y el yang nunca son estáticos

El equilibrio entre el yin y el yang siempre está cambiando; ésa es parte de la razón por la que los dos segmentos parecen fluir el uno hacia el otro en el símbolo del yin y el yang. Nunca hay un punto en el que el yin y el yang dejen de moverse, del mismo modo que la cantidad de luz y oscuridad siempre cambia cuando el sol sale y se pone cada día.

Los factores externos pueden alterar el equilibrio

A veces, una vez que se ha alcanzado el equilibrio entre el yin y el yang, algo externo al sistema puede interrumpirlo. Este principio se utiliza a menudo en la medicina tradicional china (que se explica más adelante), donde los factores externos pueden alterar el equilibrio dentro de un cuerpo y causar problemas de salud.

¿Cómo se utilizan los principios del yin y el yang?

El concepto del yin y el yang se extendió a muchas facetas de la cultura china, así como a toda Asia Oriental y, finalmente, al resto del mundo. He aquí cinco formas en que los principios del yin yang se utilizan en todo, desde la filosofía hasta la arquitectura y el combate.

Artes marciales

Muchos tipos de artes marciales que tienen su origen en China, como el tai chi, utilizan el yin y el yang. El equilibrio que promueve es importante durante los movimientos de ejercicio y el combate. Por ejemplo, para tener éxito en el tai chi, hay que entender tanto el movimiento como la quietud, el ataque y la defensa, opuestos que el yin y el yang suelen representar.

Feng Shui

El feng shui es una práctica que se remonta a la antigua China y que utiliza la idea de las fuerzas energéticas para tomar muchas decisiones, entre ellas la de orientar los edificios (de donde procede su uso actual como guía de diseño de interiores).

Según el feng shui, hay fuerzas invisibles (conocidas como "qi") que unen a las personas, la tierra y el universo. El yin y el yang forman parte de estas fuerzas y, para que el feng shui sea correcto, los edificios deben construirse y alinearse según los campos de fuerza del yin y el yang, de modo que alcancen un equilibrio adecuado.

Medicina tradicional china

En la medicina tradicional china, se considera que el cuerpo está sano cuando el yin y el yang están en equilibrio. Diferentes factores, como la dieta, el estrés y la contaminación, pueden entrar en el cuerpo y hacer que domine el yin o el yang.

Cuando esto ocurre, la persona enferma porque su cuerpo ya no está en armonía. El médico debe determinar si el yin o el yang se han vuelto dominantes y trabajar para restablecer el equilibrio.

Confucianismo

Los escritos del confucianismo mencionan con frecuencia los principios del yin y el yang. Su mayor difusión se debe a Dong Zhongshu, un político y filósofo de la dinastía Han. Se le atribuye la incorporación de las ideas del yin y el yang al confucianismo.

Antes, el yin y el yang se veían principalmente como símbolos de la naturaleza y el equilibrio que requiere, pero Zhongshu creó un marco ético para el yin y el yang, afirmando que era el deber moral de una persona promover la armonía y el equilibrio tanto en su interior como en el mundo en general.

Algunos confucianistas también alteraron los principios del yin y el yang para adaptarlos a sus propios fines. Por ejemplo, aunque un principio fundamental del yin y el yang es que ninguno de los dos es dominante o más poderoso que el otro, algunos confucianistas consideraban que el yang era superior y lo utilizaban para justificar el dominio de los hombres sobre las mujeres (que se asociaban al yin).

I Ching

El I Ching es un texto de adivinación de la antigua China y una de las primeras fuentes escritas en las que se utilizan el yin y el yang. El I Ching puede utilizarse para la adivinación, ya que los diferentes hexagramas y secuencias de hexagramas tienen distintos significados.

Teología
Orígenes de los términos yin y yang
Orígenes de los términos yin y yang

En el I Ching, el yin y el yang están representados cada uno por tres líneas horizontales: las del yin están rotas y las del yang son sólidas. Las diferentes combinaciones de líneas del yin y el yang dieron lugar a la creación de 64 hexagramas. Tanto el taoísmo como el confucianismo adoptaron posteriormente muchas ideas del I Ching.

Si quieres conocer otros significados parecidos a Yin Yang (Yin-yang) puedes visitar la categoría Historia.

Significados Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir