Significado de Moral

La moral es un conjunto de reglas y normas de comportamiento relativas al bien y al mal, justo e injusto, en uso en un grupo humano. La capacidad de las personas para mantener la fe en una institución o un objetivo, o incluso en uno mismo y en los demás.

Humanidad y moral

Los humanos son la única especie que existe con conciencia moral y responsabilidad. Así; es noble ser moralmente sano y responsable.

La moralidad es el sentido y la conciencia de los principios correctos que definen la dinámica operativa de la vida. Cuando un ser humano ignora las exigencias morales y la responsabilidad de la vida, implica que ha caído por debajo del perfil humano en relación con la existencia en su conjunto. Esto afectará negativamente al individuo en todas las áreas.

La moralidad empodera la vida. La mayoría de las fallas a las que se enfrentan los humanos para expresar su potencial al máximo se debe a su posición moral. La moralidad proporciona la base sólida necesaria para la vida. Los individuos y sociedades inmorales producirán resultados degradantes; mientras que los individuos y las sociedades morales producirán resultados estables y de calidad.

Todo en la vida tiene una forma en que debe hacerse. La moralidad consiste en hacer las cosas siguiendo el orden y la forma correctos, tal como se define en la voluntad, la intención y el concepto de existencia. Ser inmoral es operar de la manera y el orden correctos como se define en la voluntad, la intención y el concepto de existencia.

Nada pasa por casualidad; la existencia, como se ve en los primeros capítulos, es una función de una influencia suprema; y toda existencia tiene una voluntad, una intención y un concepto que define y determina su dinámica operativa. Así, la moral es la ciencia que sostiene la existencia, definiendo y determinando su dinámica operativa.

Si existen principios sobre los cuales todo debe funcionar; implica que la inmoralidad es un desorden natural del fluir de la vida, ya que es una retroalimentación negativa y una reacción reversible a la forma y el orden correctos del funcionamiento de la vida.

La importancia de los valores morales

Los valores morales implican tener integridad, convicción, un sentido personal de lo que se siente mal y bien. Saber técnicamente lo que está bien o mal no es la única consideración. En la vida a menudo hay áreas grises que podríamos elegir para negociar y administrar para que se adapte mejor a nosotros. Ser fieles a nuestros propios valores morales significa mantenernos firmes y fieles a nuestro código de conciencia y creencias, incluso si nos pone en desventaja.

Veamos algunas áreas donde los valores morales son una consideración importante:

– Las promesas a menudo pueden influir en los valores morales. A veces podemos hacer promesas que están implícitas en nuestras acciones, pero incluso si no son verbales, aún requieren respeto y dedicación. Para algunas personas, las promesas tienen que ver con lo que sienten que es el apoyo adecuado. La gente a menudo se mantendrá firme en su postura moral porque es una parte intrínseca de su constitución.

– Los niños no tienen voz en nacer. Hacemos una promesa a nuestros hijos dándoles a luz y manteniéndolos en nuestras vidas. De manera similar, al comprometernos en una relación con alguien que tiene hijos, también les estamos haciendo una promesa intrínsecamente. Aceptar asumir una responsabilidad incluso parcial por los hijos de otra persona requiere un compromiso moral. Son parte del trato cuando aceptamos involucrarnos en la relación.

– Las personas vulnerables, los familiares ancianos, las personas enfermas merecen respeto. Nuestros valores morales incluyen considerarlos como una parte importante de nuestra sociedad y, como tal, sentir cierta responsabilidad hacia sus sistemas de atención y apoyo. La sociedad en su conjunto tiene el deber de cuidar a los miembros menos capaces de la sociedad y nosotros, como miembros individuales de la sociedad, debemos sentirnos comprometidos con que ese sea un camino correcto y adecuado a seguir. Los miembros de nuestra propia familia también merecen ser cuidados y protegidos a medida que envejecen y se vuelven menos capaces. Los valores morales son parte de esa mentalidad.

– Nuestro empleador tiene derecho a esperar que lo tratemos con respeto y consideración. Él está pagando nuestro salario y merece lealtad e integridad a cambio. Algunas personas pueden sentir que ir a trabajar es suficiente. Hacen lo suficiente para arreglárselas, les pagan y se sienten bien al respecto. Otras personas tienen una fuerte brújula moral y sienten que deben hacer un buen día de trabajo y ganar su salario. Incluso pueden señalar a la gerencia que no tienen suficiente trabajo que hacer, o sentir que deberían ser desafiados más por su salario. Los trabajadores autónomos suelen ser muy conscientes de la necesidad de ofrecer una buena relación calidad-precio. Ser honestos sobre lo que ofrecemos y cuánto cobramos es una parte importante de los valores morales.

– El dinero puede afectar los valores morales. Hay personas que hacen cualquier cosa por dinero y pueden sentir que tienen pocas opciones en su decisión. Otras personas tienen valores morales diferentes y sus estándares influyen en sus decisiones sobre lo que están preparados para hacer y para quién trabajarán. Algunas personas pueden mirar el historial de una empresa en temas ambientales, comercio exterior, derechos de los animales y estos pueden afectar su elección de empleador. Otras personas están menos motivadas por el dinero y prefieren ver el valor del trabajo de formas más altruistas.

– Nuestro socio puede esperar que tengamos valores morales cuando estamos en una relación comprometida con él. Ser leales a ellos, cómo nos comportamos con ellos, hablamos de ellos, somos fieles a todos ellos demuestran nuestros estándares de moralidad e integridad. Pero si alguien cercano a nosotros infringe la ley, hace algo malo, entonces nuestros valores morales pueden causarnos un dilema. Ser fieles a lo que sentimos que es verdaderamente correcto a menudo debe ser respetado.

– Presentación personal. Para algunas personas, cómo se visten influye en su sentido de los valores morales. Consideran que la modestia y el respeto son valores fundamentales que deben reflejarse en la forma en que se presentan en público. Son conscientes de cómo su presentación personal se refleja en ellos y también de cómo otras personas y sus sensibilidades también deben ser consideradas.

Los valores morales se tratan de respetarnos a nosotros mismos, de lo que representamos y también de considerar el impacto de nuestro comportamiento, lenguaje y acciones en los demás. Tener en cuenta esos factores proporciona a la sociedad su fuerza interior y su brújula moral. A veces, tener valores morales sólidos puede requerir decisiones y elecciones difíciles, pero eso es parte de vivir fieles a lo que creemos que es correcto.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Significado.Online