Significado de Cerebro

El cerebro es un órgano asombroso que controla todas las funciones del cuerpo, interpreta la información del mundo exterior y encarna la esencia de la mente y el alma.

El cerebro está compuesto por el cerebro, el cerebelo y el tronco encefálico.

Anatomía del cerebro

La inteligencia, la creatividad, la emoción y la memoria son algunas de las muchas cosas que gobierna el cerebro. Protegido dentro del cráneo, el cerebro está compuesto por el cerebro, el cerebelo y el tronco encefálico.

El cerebro recibe información a través de nuestros cinco sentidos: vista, olfato, tacto, gusto y oído, a menudo muchos a la vez. Reúne los mensajes de una manera que tenga significado para nosotros y puede almacenar esa información en nuestra memoria. El cerebro controla nuestros pensamientos, la memoria y el habla, el movimiento de los brazos y las piernas y la función de muchos órganos de nuestro cuerpo.

El sistema nervioso central (SNC) está compuesto por el cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico (SNP) está compuesto por nervios espinales que se ramifican desde la médula espinal y nervios craneales que se ramifican desde el cerebro.

  • Cerebro: es la parte más grande del cerebro y está compuesto por los hemisferios derecho e izquierdo. Realiza funciones superiores como interpretar el tacto, la visión y la audición, así como el habla, el razonamiento, las emociones, el aprendizaje y el control fino del movimiento.
  • Cerebelo: se encuentra debajo del cerebro. Su función es coordinar los movimientos musculares, mantener la postura y el equilibrio.
  • Tronco cerebral: actúa como un centro de retransmisión que conecta el cerebro y el cerebelo a la médula espinal. Realiza muchas funciones automáticas como respiración, frecuencia cardíaca, temperatura corporal, ciclos de vigilia y sueño, digestión, estornudos, tos, vómitos y deglución.

Cerebro derecho – cerebro izquierdo

El cerebro está dividido en dos mitades: los hemisferios derecho e izquierdo (Fig. 2) Están unidos por un haz de fibras llamado cuerpo calloso que transmite mensajes de un lado al otro. Cada hemisferio controla el lado opuesto del cuerpo. Si ocurre un derrame cerebral en el lado derecho del cerebro, su brazo o pierna izquierda puede estar débil o paralizada.

No todas las funciones de los hemisferios son compartidas. En general, el hemisferio izquierdo controla el habla, la comprensión, la aritmética y la escritura. El hemisferio derecho controla la creatividad, la capacidad espacial, las habilidades artísticas y musicales. El hemisferio izquierdo es dominante en el uso de la mano y el lenguaje en aproximadamente el 92% de las personas.

Lóbulos del cerebro

Los hemisferios cerebrales tienen fisuras distintas que dividen el cerebro en lóbulos. Cada hemisferio tiene 4 lóbulos: frontal, temporal, parietal y occipital (Fig. 3). Cada lóbulo puede dividirse, una vez más, en áreas que cumplen funciones muy específicas. Es importante comprender que cada lóbulo del cerebro no funciona solo. Existen relaciones muy complejas entre los lóbulos del cerebro y entre los hemisferios derecho e izquierdo.

Lóbulo frontal

  • Personalidad, comportamiento, emociones
  • Juicio, planificación, resolución de problemas
  • Habla: hablar y escribir (área de Broca)
  • Movimiento corporal (tira de motor)
  • Inteligencia, concentración, autoconciencia

Lóbulo parietal

  • Interpreta lenguaje, palabras
  • Sentido del tacto, dolor, temperatura (tira sensorial)
  • Interpreta señales de visión, audición, motricidad, sensorial y memoria
  • Percepción espacial y visual

Lóbulo occipital

  • Interpreta la visión (color, luz, movimiento)

Lóbulo temporal

  • Comprensión del lenguaje (área de Wernicke)
  • Memoria
  • Escuchando
  • Secuenciación y organización

Corteza

La superficie del cerebro se llama corteza. Tiene una apariencia plegada con colinas y valles. La corteza contiene 16 mil millones de neuronas (el cerebelo tiene 70 mil millones = 86 mil millones en total) que están organizadas en capas específicas. Los cuerpos de las células nerviosas colorean la corteza gris-marrón, lo que le da su nombre: materia gris (Fig. 4). Debajo de la corteza hay largas fibras nerviosas (axones) que conectan áreas del cerebro entre sí, llamadas materia blanca.

Protegiendo el sistema nervioso central

Debido a la fragilidad del cerebro y la médula espinal, el cuerpo humano tiene un sistema de defensa incorporado contra las lesiones.

El cráneo y las meninges (el revestimiento del cerebro) protegen el cerebro, mientras que los huesos de la columna vertebral protegen la médula espinal y el líquido cefalorraquídeo rodea y amortigua tanto el cerebro como la médula espinal.

El cráneo es la estructura ósea de la cabeza formada por 21 huesos. El cráneo , la parte del cráneo que cubre el cerebro, está formado por cuatro huesos principales: frontal , occipital , temporal y parietal . La base del cráneo, la plataforma ósea, está formada por una serie compleja de huesos que también interactúan con los huesos del cuello y la cara. Hay otros cuatro huesos en el cráneo: dos huesos temporales , a los lados y la base del cráneo, y dos huesos parietales , en la parte superior del cráneo.

Las meninges son tres capas de tejido. La capa más externa, la duramadre , es gruesa y parecida al cuero. La segunda y tercera capas, la aracnoides y la piamadre , son delgadas.

El líquido cefalorraquídeo es un líquido acuoso que fluye dentro y alrededor de los cuatro espacios huecos del cerebro (llamados ventrículos) y la médula espinal, y entre dos de las meninges. Los ventrículos están conectados.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Significado.Online