Indicadores financieros

Los indicadores financieros son métricas que las organizaciones utilizan para rastrear, medir y analizar la salud financiera de la empresa

Estos KPI financieros se dividen en una variedad de categorías, que incluyen rentabilidad, liquidez, solvencia, eficiencia y valoración.

¿Qué es el análisis de los estados financieros?

El análisis de estados financieros es el proceso de revisión de documentos financieros clave para comprender mejor cómo se está desempeñando la empresa. Si bien hay muchos tipos diferentes de estados financieros que se pueden analizar como parte de este proceso, algunos de los más importantes, especialmente para los gerentes, incluyen:

  • Balance general : una declaración que enumera los activos, pasivos y capital de los propietarios de una empresa en un momento específico.
  • Declaración de ingresos : una declaración que resume los ingresos, gastos y ganancias de una empresa durante un período.
  • Estado de flujo de efectivo : un estado que captura cómo el flujo de efectivo se ve afectado por las actividades del balance general y el estado de resultados, categorizado en actividades operativas, de inversión y financieras.
  • Informe anual : documento que describe las operaciones y las condiciones financieras de la empresa, y que normalmente incluye los documentos enumerados anteriormente, además de otras ideas y narrativas de figuras clave dentro de la empresa.

¿Cuáles son los indicadores financieros básicos?

Ratio de capital circulante

El capital circulante representa la capacidad de una empresa para pagar sus pasivos corrientes con sus activos corrientes. El capital circulante es una medida importante de la salud financiera, ya que los acreedores pueden medir la capacidad de una empresa para pagar sus deudas en el plazo de un año.

El capital circulante representa la diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente de una empresa. El reto puede consistir en determinar la categoría adecuada para la amplia gama de activos y pasivos en el balance de una empresa y descifrar la salud general de una empresa para cumplir con sus compromisos a corto plazo.

Evaluar la salud de una empresa en la que se quiere invertir implica conocer su liquidez, es decir, la facilidad con la que esa empresa puede convertir sus activos en efectivo para pagar sus obligaciones a corto plazo. El ratio de capital circulante se calcula dividiendo los activos corrientes entre los pasivos corrientes.

Así, si XYZ Corp. tiene un activo corriente de 8 millones de dólares y un pasivo corriente de 4 millones de dólares, el ratio es de 2:1, lo cual es bastante bueno. Pero si dos empresas similares tuvieran cada una un ratio de 2:1, pero una de ellas tuviera más efectivo entre sus activos corrientes, esa empresa estaría en mejores condiciones de pagar sus deudas más rápidamente que la otra.

Ratio de rapidez

También llamado prueba ácida, este ratio resta los inventarios del activo circulante, antes de dividir esa cifra entre el pasivo. La idea es mostrar hasta qué punto el pasivo corriente está cubierto por el efectivo y por los artículos con un valor inmediato. Las existencias, en cambio, tardan en venderse y convertirse en activos líquidos.

Si XYZ tiene 8 millones de dólares en activos corrientes menos 2 millones de dólares en inventarios sobre 4 millones de dólares en pasivos corrientes, eso es un ratio de 1,5:1. A las empresas les gusta tener al menos una relación de 1:1, pero las empresas con menos de eso pueden estar bien porque significa que convierten sus inventarios rápidamente.

Beneficios por acción (EPS)

Al comprar una acción, usted participa en los beneficios futuros (o en el riesgo de pérdidas) de la empresa. El beneficio por acción (BPA) mide los ingresos netos obtenidos por cada acción ordinaria de una empresa. Los analistas de la empresa dividen sus ingresos netos entre el número medio ponderado de acciones ordinarias en circulación durante el año.

Si una empresa tiene beneficios nulos o negativos (es decir, pérdidas), el beneficio por acción también será nulo o negativo.

Relación precio-beneficio (P/E)

Llamado P/E para abreviar, este ratio refleja la valoración que hacen los inversores de esos beneficios futuros. Se determina el precio de las acciones de la empresa y se divide por el BPA para obtener el ratio P/E.

Si, por ejemplo, una empresa cerrara su cotización a 46,51 dólares por acción y el BPA de los últimos 12 meses fuera de 4,90 dólares de media, el PER sería de 9,49. Los inversores tendrían que gastar 9,49 dólares por cada dólar generado de ganancias anuales.

Tenga en cuenta que si una empresa tiene ganancias nulas o negativas, la relación P/E dejará de tener sentido, y a menudo aparecerá como N/A por no aplicable.

Aun así, los inversores han estado dispuestos a pagar más de 20 veces el BPA por determinados valores si intuyen que el crecimiento futuro de los beneficios les proporcionará una rentabilidad adecuada a su inversión.

Relación deuda-capital

¿Qué ocurre si su posible objetivo de inversión se endeuda demasiado? Esto puede reducir los márgenes de seguridad de lo que debe, aumentar sus gastos fijos, reducir los beneficios disponibles para los dividendos para gente como usted e incluso provocar una crisis financiera.

La relación deuda-capital (D/E) se calcula sumando la deuda pendiente a largo y corto plazo, y dividiéndola por el valor contable de los fondos propios. Supongamos que XYZ tiene unos 3,1 millones de dólares en préstamos y unos fondos propios de 13,3 millones. Esto supone un modesto ratio de 0,23, que es aceptable en la mayoría de las circunstancias. Sin embargo, como todos los demás ratios, la métrica debe analizarse en función de las normas del sector y los requisitos específicos de la empresa.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Significado.Online