Significado de las Palabras

¿Cuál es el significado de las palabras? Cuando dices que me amas, ¿qué es lo que realmente querías decir? ¿No quisiste decir que me amas? Seguro que lo hiciste; tus ojos brillaron. Había verdad en esos ojos. ¿No había ninguno en lo que me decían? ¿No había ninguno en el significado? Seguro que lo había; el aire estaba repleto de ella.

¿Dónde estaba, entonces, el significado de las palabras perdidas? ¿Dónde está la gravedad de las palabras? ¿No es el significado de las palabras lo que pensamos que es? ¿No es constante como pensamos que es? Sí, ahí lo acertamos. Las palabras pierden y ganan significado circunstancialmente.

Bajo una circunstancia dada, un conjunto de palabras puede tener un significado y el mismo conjunto bajo circunstancias cambiantes tiene un significado diferente. Esto significa que el significado de las palabras depende de las circunstancias en las que se usan. ¿Las palabras realmente pierden y ganan significado? Cuando las circunstancias entran en juego, ¿el significado de las palabras no se vuelve dependiente de la percepción? Sí lo hace. Es la forma en que las palabras llegan a los oídos del receptor lo que define el significado que tendrán las palabras. Después de todo, lo importante no es realmente cómo se pretendía recibir las palabras, sino cómo se recibieron realmente.

Esto significa que el significado de las palabras depende de cómo el receptor percibe el significado de las palabras. El donante puede usar las palabras de alguna manera y el receptor puede recibirlas de otra. A menudo, este es el caso en las relaciones, relaciones fallidas, en realidad.

El significado de las palabras: comprensión – estar en el mismo plano

«No entendí.» «¿Qué quieres decir?»

¿Qué es comprensión? La comprensión es compartir la misma entidad de una manera en la que el donante y el receptor están en el mismo plano de percepción de la entidad, donde los interesados ​​comparten la misma noción de la entidad, lo que conduce a la misma «comprensión».

El significado de las palabras está en comprensión. Es cuando estás en el mismo plano que el otro que puedes, con seguridad, transmitir tu significado a través de las palabras. Comprender es relacionarse, estar en el mismo plano, percibir de la misma manera. En términos de palabras, esto significa que las palabras se reciben en el mismo contexto, con el mismo significado que se pretendía. Esto es algo que no llega tan fácilmente, y aquí es donde las relaciones fracasan.

«¡No quise hacerte daño!» Entonces, ¿por qué me lastimé? Claramente hay una discordia … en lo que quisiste decir y cómo lo tomé. Claramente, no se encontró con la misma luz que deseaba, y claramente, no estamos en el mismo plano. Su comprensión es diferente a la mía, en relación con las palabras utilizadas.

El significado de las palabras: de circunstancias cambiantes y nuevos significados: subjetividad

El significado de las palabras depende del contexto, las circunstancias, el nivel de comprensión compartido. Las palabras significan algo en algunas circunstancias y algo en diferentes circunstancias.

Esto significa que las palabras no son objetivas, el significado de las palabras no es de naturaleza objetiva, es subjetivo. El entendimiento detrás de las palabras es lo que da significado a las palabras. «¡Te mataré!» podría parecer una broma juguetona y una amenaza escalofriante: depende del contexto, las circunstancias y la comprensión entre el hablante y el receptor.

El significado de las palabras: en qué se reduce todo: interpretación e inconstancia

Las palabras no son más que un medio para comunicarse. Somos nosotros los que hemos atribuido significado a las palabras. ¿Por qué un perro se llama perro? ¿Por qué una rueda se llama rueda? Hay casos raros en los que el significado de la palabra corrobora con la experiencia real con la que se puede relacionar. Cuando decimos un sonido de ‘whoosh’, el sonido en realidad suena como ‘whoosh’, instantáneamente identificable. Perro, alguien?

Le hemos dado sentido a las palabras que usamos todos los días. Lo hemos hecho para nuestra conveniencia. Lo hemos hecho para relacionar experiencias y objetos y transmitir nuestro significado y comunicarnos de forma eficaz. A todo en este mundo, le hemos dado una palabra y le hemos dado un significado. Cuando hablamos de iluminación, somos incapaces de expresar qué es. ¿Por qué? Porque no tenemos palabras para expresar lo que no hemos experimentado, no tenemos palabras adjuntas a la experiencia de la iluminación.

Todo se reduce a cómo interpretamos las palabras. Dices que me amas y yo podría creerte o no. Las palabras siguen siendo las mismas, pero cómo se conectan, el significado diferirá de cómo las interprete. Cuando estábamos en las mismas circunstancias, el amor significaba lo mismo para nosotros. Cuando estábamos en diferentes circunstancias, el significado cambiaba. No te habías tomado un momento para decirme que me amas, y no te tomaste un momento para lamentarlo ahora. Si yo creyera en el significado de las palabras que sentí entonces, hoy me siento así: para ti, cuando dijiste que me amabas, quizás fue un chillido resultado de un momento de alegría que podría haberte dado. Para mí, significó algo más. Claramente, así fue como lo tomamos.

Encontraste el verdadero amor en mí y en otro. ¿Podría encontrarse el mismo amor verdadero en dos lugares diferentes? Uno de los dos tiene que ser diferente, o el primero no fue amor verdadero o el segundo no lo es. En cualquier caso, confundiste lo que fuera con amor, y cuando dijiste que me amabas, tomé tus palabras por su significado dadas las circunstancias. Ni tú tenías razón ni yo estaba equivocado.

Encontraste el amor en otra persona además de en mí. Dijiste que pensabas mucho y concluiste que no era amor lo que sentías por mí, sino un «maldito enamoramiento». ¿Cambia esto lo que sentiste por mí en ese punto inicial? Probablemente no. Lo que sí cambia es su significado hoy, cómo lo vemos, cómo lo vemos hoy. Lo que hizo fue sacudir mi fe en las palabras. Lo que hizo fue sacudir mi fe en lo que la gente me dice.

Creí tanto en ti, en lo que me dijiste, que cuando dijiste algo contradictorio, no pude creer en las palabras … la falta de significado de las palabras era demasiado imponente para ser ignorada. Me invadió, me penetró, me penetró. Me quitó la fe en la necesidad fundamental de la vida: la comunicación y su autenticidad.

¿Fue realmente lo que pensé que era? ¿Era realmente lo que me hicieron creer que era? ¿Las palabras realmente significaban lo que implicaban? Con la raíz sacudida, era bastante difícil de confiar. ¿Qué fue la confianza? ¿En quién confiar? ¿Tu núcleo? Tu esencia te decía que lo que veías en sus ojos era una admiración pura, lo que oías en su voz era una preocupación genuina, lo que sentías a su manera era amor real. Entonces, ¿qué era lo que ya no era?

El significado detrás de las palabras.

Calificación del usuario: ¡Sé el primero!

2 Comentarios
  1. […] conocimiento no es algo que esté escrito en libros con palabras y congelado en el tiempo. El conocimiento siempre está vivo, ya que siempre es probado por todos […]

Deje una respuesta

Significado.Online